Educación

Hospital Menonita CIMA

LO QUE DEBES SABER SOBRE EL ABUSO EMOCIONAL

Geraldine Batista, MD

Psiquiatra, Hospital Menonita CIMA

Cada día son más las historias sobre violencia doméstica y maltrato físico que podemos ver en la televisión o que leemos en las portadas del periódico. Comentamos sobre la brutalidad de los golpes recibidos por la víctima y nos cuestionamos como esto no pudo ser evitado. Sin embargo, muchas veces no se le brinda importancia a los constantes insultos y recriminaciones que se le realizan diariamente a víctimas de otro tipo de violencia que no es discutida: el abuso emocional.

 

¿QUÉ ES EL ABUSO EMOCIONAL?

El maltrato o abuso emocional se encuentra íntimamente relacionado al maltrato físico, en ocasiones ocurriendo antes, después o de manera simultánea. Lo componen las actitudes, acciones y palabras, las humillaciones, los insultos, el aislamiento, la devaluación y codependencias ejercidas por una persona a otra. Es un proceso constante que, con el tiempo, deteriora la autoestima de la víctima, por lo que pasa completamente desapercibido incluso para quienes más lo padecen. Se le describe en distintos contextos como: “mobbing”, acoso laboral, “bullying”, acoso sexual, discriminación y extorsión, entre otros.

¿QUIÉNES ESTÁN INVOLUCRADOS?

Este tipo de maltrato puede estar compuesto tanto por hombres como mujeres, adultos e inclusive niños, llevando a cabo el rol ya sea de maltratador o el de víctima. Podemos ver ejemplos de abuso emocional a nivel individual (en el paciente deprimido), en el contexto de pareja (violencia doméstica) o inclusive a nivel grupal (acoso laboral).

¿CÓMO PODEMOS IDENTIFICAR AL MALTRATADOR(A)?

Muchas veces los abusadores internalizan tanto sus técnicas de manipulación que acaban convirtiéndose en un hábito que practican espontáneamente. No respetan las necesidades de otros e intentan controlar a los demás en todo momento.

Algunas características generales son:

Bajo nivel de tolerancia, un carácter explosivo.

Culpan a los demás por sus propios problemas.

Limitan a la víctima económicamente.

Necesitan de personas sumisas.

No se comprometen afectivamente.

No tienen consideración ni demuestran empatía.

Pueden parecer amables, educados y compasivos en público, pero ser crueles, sarcásticos e irónicos en privado.

Son demandantes.

Son muy inseguros, excesivamente posesivos y celosos.

Tienen expectativas que no son realistas.

Tienen una alta capacidad de engañar a los demás.

Tratan de aislar a la víctima de todo tipo de contacto.

¿CÓMO IDENTIFICAR A LA VÍCTIMA?

Gran parte de las víctimas de abuso emocional son personas fuertes que han visto su autoestima debilitada por el continuo maltrato. Muchas veces permanecen en estas relaciones por falta de información sobre relaciones saludables ya que fueron criados en una situación similar.

Algunas características generales son:

Suelen ser personas inseguras o muy ansiosas.

Se sienten inferiores a los demás.

Por lo general son dependientes tanto emocional como económicamente.

No sienten que merecen ser respetadas(os) como seres humanos.

No hacen valer sus derechos.

No creen ser capaces de triunfar por sí mismas.

Son excesivamente tolerantes y condescendientes.

Se engañan a sí mismas pensando que "mágicamente", el abusador(a) cambiará.

Se culpan a sí mismas por los problemas ajenos.

Suelen tener una baja autoestima o una autoestima muy deteriorada.

Suelen tener problemas para poner límites y decir "No".

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Aunque el abuso emocional surge de patrones repetitivos de comportamiento negativo aquellas victimas o maltratadores que logren identificar estos comportamientos como dañinos pueden buscar ayuda para modificarlos. Es de suma importancia identificar cualquier señal que sugiera riesgo de abuso para buscar la ayuda necesaria a la mayor brevedad posible. La educación sobre este tema es fundamental y debe ser un tema a discutir con seres queridos y allegados. Recursos disponibles en la comunidad como grupos de apoyo, oficinas gubernamentales involucradas en la prevención del maltrato, el Internet y servicios médicos (psiquiátricos/psicológicos) son parte de las herramientas a utilizar para combatir este mal.

Si necesita mayor información sobre este tema o si desea dialogar con algún profesional sobre su situación puede llamarnos al Hospital Menonita CIMA a través del (787)714-2462 o al (787)714-2466 (De 8 AM a 4PM)